No todo es bullicio y locura en Ibiza durante el verano, hay otra Ibiza quizás más desconocida, una Ibiza familiar, más atractiva a mi entender en la que niños y niñas son bienvenidos.

La Ibiza de la naturaleza, la Ibiza de las playas y calas tranquilas, la Ibiza de los restaurantes y locales family friendly. Un sinfín de posibilidades aptas para todos los bolsillos, de las que disfrutar de planes familiares interesantes y divertidos, también en esta época del año.

Hoy te proponemos un plan desde primera hora de la mañana, solo necesitas toalla, protector solar, bañador y una nevera para llevar agua y el picnic. Nuestro plan consiste en un desayuno en Can Llorenç + playa del Pirata Calo + atardecer en Sant Josep.

Puede que si les dices a tus peques que les invitas a un sofisticado brunch que incluye: té, huevos benedictinos con salmón y tarta de zanahoria, no pongan muy buena cara. Sin embargo, si les propones empezar el día con unos deliciosos churros con chocolate artesanos en Sant Josep la cosa cobre otra dimensión.

Y es que así comienza nuestro plan, desayunando en Can Llorenç sus deliciosos churros con chocolate, a poder ser en su singular terraza (solo disponibles los domingos).

Planes con niños y niñas en Ibiza

La mar de satisfechos tras este delicioso desayuno, cogeremos el coche para ir a la playa del pirata Calo. No te esfuerces y busques el nombre en google, esta playa no sale en las guías porque este es el nombre que le han dado mis peques a este singular lugar que forma parte de las playas de Comte y que con toda seguridad tendrá su propio nombre.

Si a tus peques les gusta observar la fauna marina y estar mucho tiempo en el agua, les parecerá un lugar genial, con cueva misteriosa incluida sobre la que poder inventar historias. Suele estar muy tranquilo y delante de las casitas de pescadores hay espacio suficiente para poner la toalla y descansar entre baño y baño.

Planes con niños y niñas en Ibiza

Para llegar, dejamos el coche a la derecha del aparcamiento del restaurante  Ses Roques y caminamos  dirección a La Torre d’en Rovira bordeando el acantilado. Pronto veremos las características casetas de pescadores que rodean la costa ibicenca y unas escaleras con una barandilla de madera. Bajamos con cuidado y ya hemos llegado a nuestro “rincón secreto”

Después de múltiples baños, de observar la variedad de fauna marina, de comernos el rico picnic que habremos preparado y de las historias de piratas, daremos nuestro divertido día de playa por terminado y volveremos a disfrutar de un helado, o tal vez de una bebida refrescante en alguno de los tranquilos patios de los múltiples establecimientos de Sant Josep.

En general, los locales de Sant Josep tienen precios razonables, busca los que tengan pinta “de toda la vida” y probablemente solo encuentres una diferencia de 50 céntimos por consumición respecto a lo que estás acostumbrada (helados incluidos).

Planes con niños y niñas en Ibiza

Ibiza es un lugar con mucho que aportar a toda la familia, este es solamente un plan de muchos que hemos hecho y seguiremos haciendo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here