Si lo de vivir en la Isla Blanca lleva rondando tu cabeza ya un tiempo, hoy te presentamos la prueba definitiva para saber con absoluta certeza (nótese una pizca de ironía) si realmente estás hecho para vivir en Ibiza. ¡Realizado por un prestigioso equipo de psicólogos que obtuvieron su título en la tómbola!

Responde con sinceridad a todas las preguntas de este cuestionario, y busca la solución a tu dilema al final.

1 ¿Estarías dispuesto a pagar la mitad (o más) de tu salario en el alquiler de tu habitación (o si eres afortunado, de tu piso)?

A) Sí: vivir en Ibiza es un lujo que mucha gente querría poder permitirse. ¡Mientras tenga trabajo estaría dispuesto a eso y más!

B) Depende del tipo de trabajo que tuviera (y del sueldo, claro).

C) No, es una barbaridad y creo que la otra mitad del sueldo se iría en los gastos típicos de luz, agua y comida. ¡No podría salir ni a tomar una cerveza!

2 El turismo es uno de los sectores que más trabajo genera en Ibiza, provocando que en la isla se diferencien bien dos temporadas (la de invierno y la de verano). ¿Cómo llevarías trabajar sin descanso durante el verano y tomar vacaciones durante el invierno?

A) Genial, en esa época sale mucho más barato viajar, ¡y sin agobios!

B) Si tengo amigos en la misma situación no me importaría.

C) No me gustaría porque no coincidiría con la mayoría de mis amigos para poder planear algún viaje durante el verano.

3¿Cómo crees que llevarías la diferencia entre la vida en Ibiza en invierno y en verano?

A) Esa diferencia es lo que más me gusta de Ibiza: en verano es como vivir en una gran urbe donde pasa absolutamente de todo, y en invierno puedes disfrutar de la tranquilidad de vivir en un pueblo.

B) Tendría que probarlo para poder saberlo.

C) No soy una persona a la que le gusten los extremos.

4 ¿Cómo reaccionarías ante la abundancia de planes y propuestas de ocio que ofrece Ibiza durante el verano?

A) Seleccionaría los mejores planes y dependiendo de mi tiempo y mi presupuesto, intentaría ir conociendo poco a poco las mejores opciones.

B) No sé si me gustaría estar expuesto a tanta tentación.

C) Es bastante probable que el tema fiesta se fuese de las manos.

5 El verano en Ibiza es muy húmedo y caluroso, y la misma humedad hace que algunos días del invierno, la sensación térmica sea especialmente fría. ¿Eres de los que se adaptan bien a los extremos climáticos?

A) El calor tiene fácil solución con un chapuzón en ese mar de aguas cristalinas, y el frío con un poco de sofá, manta y Netflix, o con unas cervezas en un bar.

B) Llevo bien el calor, pero el frío no (o viceversa).

C) Uff, creo que llevo mejor los climas más estables.

6 Debido a las escasas rutas aéreas que parten desde Ibiza durante el invierno, viajar en estos meses puede resultar caro y es probable que tengas que hacer escala para según qué destinos. ¿Estarías dispuesto a asumir esto?

A) Sí porque Madrid y Barcelona están a menos de una hora, y desde allí se puede viajar a cualquier parte del mundo.

B) Esto quizás me echa un poco para atrás. ¡Odio hacer escalas!

C) No me gusta planear mucho los viajes, y esto me restaría capacidad de improvisación. Creo que no lo llevaría muy bien.

7 Estás sentado tomando una cerveza en la plaza del parque y ves pasar a un grupo de chicos y chicas llevando minúsculos trajes de baño. ¿Cómo reaccionarías?

A) Casi ni me inmuto. Lo guay de Ibiza es que poco importa cómo vayas vestido. ¡Vive y deja vivir!

B) Me causa gracia y lo comento con mis amigos.

C) Me indigno porque me parece una falta de respeto.

8 ¿Cómo reaccionarías ante los grandes picos de trabajo de la temporada de verano en Ibiza?

A) Soy consciente de que hay momentos de mayor volumen de trabajo y me mentalizo de que ya llegará el momento de descansar más.

B) Depende del día, a veces creo que me resultaría demasiado duro.

C) Creo que no me gustaría trabajar a veces 12 horas al día y otras 6. Necesito más estabilidad.

9 ¿Cómo llevas las grandes aglomeraciones de gente en lugares públicos?

A) No tengo problemas. ¡Mientras más gente, siempre mejor!

B) Depende de si es un lugar al aire libre o cerrado.

C) No lo soporto: sufro agorafobia.

10 BONUS: Organizas un picnic en la playa con amigos y llega la hora de recoger todo. ¿Cómo reaccionas?

A) Organizo al personal (modo sargento) para dejar la playa más limpia de lo que la habíamos encontrado.

B) Lo recojo todo como puedo, pero no hago mayor hincapié en que me ayuden.

C) Lo recojo todo más o menos, pero tampoco me preocupo mucho por si queda perfecto.


SOLUCIONES: 

Mayoría de AA

Sin duda ¡estás hecho para vivir en Ibiza! Sabes apreciar todas las cosas buenas que la isla ofrece. Serías una de esas personas de las que vienen una vez de vacaciones y directamente se quedan a vivir. ¿A qué estás esperando?

B Mayoría de B

Está claro que la idea de vivir en Ibiza te hace tilín, pero quizás deberías sopesar mejor los pros y los contras que supondría esta decisión. Es posible que la vida en la isla no sea tal y como la imaginaste durante aquellas vacaciones inolvidables.

C Mayoría de C

La Isla Blanca es un lugar maravilloso, de eso no tienes duda: pero tú no estás hecho para vivir en Ibiza. Quizás porque eres demasiado de ciudad, o porque eres demasiado de tu pueblo. O simplemente, porque prefieres venir de vacaciones de vez en cuando y volver a casa.

* Y si respondiste ‘C’ en la pregunta Bonus… ¡Mejor no vengas nunca a Ibiza! 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here